18 de enero de 2018

Mil hojas de láminas de patata con bacalao, cebolla y pimiento


Ingredientes para 6-8 personas:
4-5 patatas medianas
600 gr de bacalao desmigado  o palitos seco
2 cebollas grandes
2 pimientos verdes tipo italiano
Aceite de oliva virgen extra
Para la bechamel:
60 gr. de mantequilla o de aceite de oliva
110 gr de harina
800-1000 ml de leche
Sal, pimienta y nuez moscada.
Elaboración:
Desalamos el bacalao durante 24-48 horas cambiando el agua cada 8 horas. Al ser desmigado a veces con 24 horas es suficiente.
Pelamos la cebolla y la cortamos en juliana. Ponemos una paella tipo wok con un poco de aceite de oliva y le añadimos la cebolla y un poco de sal y la vamos  pochamos a fuego fuerte y salteando  continuamente la paella por el mango. Si vemos que se nos quema añadir gotas de agua. En unos 8-10 minutos lo tendremos ya pochada y con un color oscuro .Reservar.
Calentar una paella con aceite de oliva virgen. Escurrimos bien el bacalao y lo secamos con papel de cocina. Lo enharinamos y sacudimos el exceso de harina y lo freímos  por tandas en aceite bien caliente vuelta y vuelta no hace falta más,(no más de 30 segundos) y lo reservamos encima de papel de cocina para sacar el exceso de aceite.
En otra paella poner abundante aceite de oliva virgen extra y empezar a calentar al fuego (nos servirá luego para pochar las patatas) y cortar el pimiento verde por la mitad longitudinalmente y luego en juliana y pochar también en esta paella y cuando este el pimiento pochado, escurrir y reservar.
Pelamos las patatas y las laminamos con una mandolina 0.5 mm de grosor y las pasamos a un bol con agua, las sacamos y secamos sobre papel de cocina y  las vamos pochando-friendo en aceite de oliva por tandas nos han de quedar más bien pochadas no fritas ya que si hacen demasiado fritas nos quedan duras y no manejables, yo cuando empiezan por los bordes a ponerse fritas ya las saco y así me quedan blandidas del medio y las dejo sobre papel de cocina.
En una bandeja del horno ponemos una capa de patatas  en el fondo, intentando tapar todos los huecos y ponemos  un poco del bacalao  por encima separando un poco unos de otros y luego hacemos lo mismo con la cebolla  y el pimiento verde  y volvemos  a tapar con otra  capa de patatas por encima y volvemos a poner  por encima el bacalao, la cebolla y el pimiento y  hacemos 3 capas en total (contando desde el principio) y terminamos siempre con una capa de patatas.
Hacemos la bechamel:
Ponemos un cazo  en el fuego con el aceite o la mantequilla y  cuando este caliente le añadimos la harina y se remueve un minuto si vemos que se nos quema demasiado lo apartamos fuera del fuego y seguimos removiendo bien hasta formar una pasta (roux).
Poner otra vez  al fuego e ir añadiendo la leche a temperatura ambiente, poco a poco, y con unas varillas ir removiendo continuamente, no os preocupéis si se hacen grumos, ir moviendo y ya desaparecerán. Cuando adquiera la textura deseada se añade sal, pimienta y nuez moscada y se remueve un poco más. Se la queremos más espesita menos leche y si la queremos más clara más leche. En este caso es mejor que nos quede un poco clarita que espesa.
Y le añadimos la bechamel por encima y luego el queso y lo gratinamos en el horno ya caliente durante 5-10 minutos.
Notas: Es aconsejable que lo gratinemos  unos 30 minutos antes de comer y apaguemos el horno y lo dejemos enfriar dentro del horno o con la puerta del horno un poco entreabierta. Ya que la bandeja aguanta el calor bastante y es mejor comerlo tibio que caliente.
Esta receta es ideal para cuando tenemos bastantes invitados y se puede preparar el día anterior o horas antes de la comida.
Os dejo unas fotos del paso a paso: